El Pacto

¿Uds. se imaginan un partido de beisbol entre Los Yankees de Nueva York y los Criollitos de Venezuela? ¡Sería peor que una pelea entre un mono viejo y reumático amarrado, encapuchado y drogado: ¡contra un joven león africano, hambriento y cebado en monos!  Siendo el león los Yankees, claro.

 

 

Bueno.  Así es la pelea entre el pueblo de Venezuela contra el castro-estalinismo internacional.  ¡No hay forma ni manera de ganarle!  Todavía, a estas alturas del “partido”, el pueblo de Venezuela no le ha agarrado las señas al mánager de los Castro.

Peor aún.  Imagínense que el mánager de los Criollitos es un infiltrado de los Yankees y hace todo lo que tiene que hacer para que los pobres muchachitos venezolanos no metan ni un hit.   Suena a una ironía o a un chiste de muy mal gusto: ¡pero es EXACTAMENTE así como se los estoy diciendo!

 

 

Vamos con otra.  Supongamos que metamos en un ruedo con seis toros miuras a un anciano de 70 años, quien ha sufrido toda su vida de parálisis cerebral.  Se mueve, a duras penas, con la ayuda de un par de muletas metálicas.  Para recorrer tres metros, se demora media hora. ¿Quién o quiénes Uds. creen que sobreviviría o sobrevivirían? A ver… ¡esfuércense! No ser rían… algo similar grabamos en Venezuela entre un joven invalido en su silla de rueda y un torete criollo.

 

 

Si después de 20 años, todavía los venezolanos están en el lugar de la partida: ¿cómo piensan Uds. doblegar al régimen de los Castro y a sus socios del narco-mundo, que tienen más de 70 años dándole duro al planeta?  ¿Con la ayuda de los “americanos”?  ¡Eso mismo creyeron los cubanos y se dieron tremendo culazo en abril de 1961, a raíz de la Invasión de Bahía de Cochinos!  Ojo: con esto no quiero decir que los “americanos” sean malos.  Los “americanos” no son ni buenos ni malos: ¡son “americanos”!  Tienen sus propios intereses, que en muchos casos no son los mismos que los de los pueblos al sur del Río Grande.

Si Uds. creen que “los americanos” van a ir a salvarlos, les recomiendo – con mi mano en el corazón – que se pongan bien, pero bien cómodos: ¡y busquen bastantes cervezas!

Todos los errores que los Castro cometieron en su “revolución” los han sacado del “manual”, pero todos los aciertos, que han sido muchísimos: ¡los han repetido en otros países!

En Nicaragua, por ejemplo, los Castro instalaron un “laboratorio”.  Probaron armas nuevas soviéticas.  Instauraron la infiltración armada.  Por ejemplo, durante la guerra civil de “Los Contras”, crearon con el recién-fallecido “Comandante Cero” (Edén Pastora), un batallón “anti-sandinista”.  Con los años, Daniel Ortega, DESCARADAMENTE, condecoró a Pastora con la más alta orden de Nicaragua.

Cuando la guerra civil estaba perdida por parte de los sandinistas, CON LA AYUDA DE “los americanos” (el Presidente George Bush Sr.), propusieron y llevaron a cabo la misma “solución” que le han propuesto a Venezuela a través del “amigo” Elliot Abrams, quien también tuvo sus manos metidas en aquel arreglo nica.  Sobre aquella tragedia escribí un artículo que titulé “Los Contras Ganaron la Guerra y Perdieron a Nicaragua” (Parte I & Parte II).

La “oposición” (la FALSA OPOSICIÓN) ganó las elecciones con la Violeta Chamorro de cipaya, en lo que luego se conoció como “El Chamorrazo”.  Después vino el segundo cipayo: Arnoldo Alemán y tras él, el tercero: Enrique Bolaños Geyer: ¡TODOS SANDINISTAS E HDLGP!

Al culminar el tercer gobierno “democrático”, Daniel Ortega “regresó” al poder en el año 2006.  Así como Chávez, aquel mismo año, se consiguió al HDLGP de Manuel Rosales: ¡Daniel se consiguió al HDLGP de Eduardo Montealegre!  Ambos, Rosales y Montealegre hicieron EXACTAMENTE lo mismo: ¡admitir sus respectivas “derrotas”!

Los Poderosos

.

Cuando los grandes industriales y empresarios de Nicaragua se dieron cuenta de que “la cosa” estaba más que peluda: se plegaron al sandinismo abiertamente.  Muy pronto se conformaría un nuevo escenario capitalista en la patria natal de Rubén Darío.  Quedarían los “grandes cacaos”, con Carlos Pellas (el Gustavo Cisneros nicaragüense) a la cabeza y los nuevos ricos que se habían enchufado a la “revolución”.  Fue tan descarada la guarandinga, que los familiares del depuesto y asesinado dictador Somoza, se “arrimaron al sabor” y se enchufaron con los nuevos caciques del llamado sandinismo.  Algo muy parecido, si no EXACTAMENTE igual, a lo que sucedió en Venezuela con los Cisneros, los Vollmer (no todos) y, entre muchos otros: los Mendoza de las empresas Polar… quienes les han venido dando durísimo a la “piñata socialista”… eso, sin contar con los “revolucionarios” que se enchufaron desde el barrial de donde salieron.

El Pacto

Casi finalizando el año 2009, a los Castro se les ocurrió una maroma extraordinaria: ¡un pacto!  Los nicaragüenses, que parecen bobos… pero no los son, se pusieron capciosos y comenzaron a protestar, pero entre los viejos y nuevos “cacaos”, que incluía a la “clase política” de cipayos y conchupantes, lograron firmar el fulano pacto: ¡y Nicaragua quedó TOTALMENTE jodida!

El líder por la “oposición” (por la FALSA OPOSICIÓN) nicaragüense fue El Gordo Alemán.  ¿Y saben quién se plegó al pacto? ¡La Iglesia Católica!  El Cardenal Miguel Obando y Bravo, arzobispo emérito de Managua, otrora “Voz de los Indefensos” y, supuestamente, acérrimo enemigo del sandinismo (quien procreó más hijos que Juan Vicente Gómez), terminó en el gabinete de los Ortega: ¡gracias al pacto!  ¿Les suena familiar el mondongo?  ¿Será que Ratonski emulará al “Gordo Alemán” en un posible “pacto” que se está cocinando en Venezuela?  No lo creo, porque Venezuela: ¡NO ES  Nicaragua!

El régimen sandinista, en 2009, hizo una “depuración” dentro de los FALSOS OPOSITORES que ya habían enriquecido sus arcas y comenzaron a “pensar por cuenta propia”.  Se crearon nuevos movimientos y surgieron nuevas “planchas electorales”; incluso “la revolución” fue tan bondadosa que hasta liberó a unos cuantos presos políticos: ¡¿qué tal?!   Los nicas vieron nacer nuevos liderazgos que se mezclaron con aquellos que más se arrastraron a los Ortega, aunque los Castro se aseguraron de no eliminar a la “oposición”: ¡a la FALSA OPOSICIÓN!

Cualquier coincidencia con la Venezuela de estos días, créanme: ¡es pura coincidencia!

Miami 5 de septiembre de 2020

Robert Alonso

@Maestro_May9r

Robert Alonso Presenta

Web page Views: 685,720